martes, 19 de junio de 2007

Considerando que el tiempo está revuelto (Primera jornada)

(I)

Un ser vacío dice:

No se escribe por falta de fuerza; o por no tener nada que decir. Esterilidad o impotencia. La escritura es el último acto viril.

El ser vacío no tiene voluntad, se deja llevar – o llenar – por los diversos aires que pueblan el espacio. No copia ni replica: hace hueco a una vibración, a un suspiro o a una cadena de signos. A nada se niega: es el relativista perfecto. Un demócrata inesencial. Un falso pensador más que un vergonzoso lírico (que también). Una extravagancia meditante.

(II)

Murió Richard Rorty.

Sigamos cuidando la libertad.

Que la conversación no se cierre: abiertos ya a los consejos de un muerto, como siempre gustó a la filosofía.

(III)

El ser vacío dice:

¿Qué significa ser corrector de un examen (de Selectividad) en el que nadie ha definido la extensión de sus contenidos y los criterios son vagas y piadosas oraciones? Ser corrector significa ser un poeta de la corrección ---- o un dictador.

Al modo Stirner, el Yo impone sus credenciales legislativas en la intimidad del cuarto de corrección y, por sana fidelidad a su libertad, opta por mantener EL criterio. Podría no hacerlo –digamos que en los números impares a partir del 25 y hasta el 36 (si opción A). El poeta de la corrección, por el contrario, imagina el contexto de aprendizaje del anónimo autor, sueña con el alumno y su profesor intentando delimitar lo que aprendió en las duras jornadas. Y con esos criterios imaginativos valora si el desconocido llegó a los límites de aquello que debió aprender (según su profesor). Este corrector es piadoso y trata de sentenciar desde el saber o la ignorancia del anónimo autor (¿se puede ser piadoso en el anonimato? Sí, imaginando rostros) pero ya sabemos que la lírica es muy traicionera. El corrector stirniano es frío como el pedernal (sic)y justo en su esquema pero, ¡ay! ¡es tan poco sensible a la diferencia de contextos!.

¡Ser vacío y necio! ¿Cómo va a darse ese examen sin criterios ni límites de contenidos? Tonto – muy tonto – es el ser vacío.

Pregunta: ¿es el materialismo dialéctico una buena respuesta a la pregunta sobre la teoría de la historia de Marx?

1 comentario:

Miguel dijo...

Amigo Luis:
Eso le pasa por haberse apuntado (jejejeje...). Si nadie le ha dado criterios (yo sigo preguntándome qué entenderá un corrector de selectividad por "explicar el sentido de un texto), sea usted benevolente (puede incluso que tenga exámenes de mis ex-alumnos, tenga compasión...).

MAterialismo dialéctico-materialismo histórico... Un lapsus en un día de nervios. Qué angustia, tanto examen por corregir, tanto destino por decidir. A tomarlo con calma, y con buena fe.

¡Salud (y librepensamiento para después de la corrección)