viernes, 4 de enero de 2008

CONFESIÓN

Vale, dejemos la apatía a un lado o, al menos, transijamos con la suave fantasía de que es la falta de gana y no la ausencia de algo que decir lo que nos mantiene callados. O confundámonos con los poetas del silencio que llegan al límite del lenguaje o de la propia experiencia humana. Después de todo es fácil mentir en un universo en el que todo es simulacro y en el que, mal que le pese a Dios Padre, el relativismo - sea este misterio lo que sea - se impone no tanto como dato sino más como fechoría o sarpullido. O de otro modo: No podemos quitarnos de en medio la idea de que la realidad se construye con nuestras pobres palabras salvo que renunciemos a otras instituciones queridas como la Libertad, la Democracia o el Espíritu Romántico.

Inicié esta blog en un día como hoy de 2005, concretamente el 16 de septiembre. En aquellos días la blog me ofreció colorido y aparente modernidad. Los “Seres vacíos entre mundos habitados” querían crear un espacio para el trabajo con los alumnos en la asignatura C T S. El curso 2005-2006 fue nicho temporal de una alucinación: parecía contar – ay – con un pequeño grupo de interesados en qué-sé- yo- cómo- llamar- a-eso- que- a-veces-interesa- a- los- alumnos- en- clase y que le pone a Uno muy contento, casi “cachondo pedagógico”.

Acabado el curso 2005-2006 el flujo espiritual de la clase CTS se perdió y la bitácora rompió amarras con la asignatura. Se convirtió en una plataforma de reflexión del que esto dice creando una maraña de complicidades con otras blog. En periodo de recesión moral he de confesar que las pequeñas amistades sin rostro con otros escribientes me salvaron del tedio mortal o al menos eso creí pues, al fin y al cabo, finalizado el curso 2006-2007 la droga comunicativa se agota en su poder y hoy por hoy – tanto como ayer – la desgana y la decrepitud han quebrado sus pústulas. Los “seres vacíos” han reabierto sus carnes y lo que parecía guiño – quiero decir: el nombre de la bitácora – se nos presenta como saturnal realidad. Vacuidad. Dicho de otro modo: estoy en un tris-tras de dedicarme a la acuarela y la historia.

¿Retornaré? ¿La Fuerza permitirá la resurrección y hasta la ascensión triunfante de la escritura que se oculta / me oculta? En cualquier caso, de nuevo expreso mi cariño a todos aquellos que visito – y cuyos enlaces están en el margen .

(NOTA: Por cierto, ¿se puede en serio jugar a las bitácoras cuando ya se han cumplido los cuarenta y cinco años ---- sin resultar patético?).

2 comentarios:

Serenus dijo...

...
Le pregunté por el jardín y el banco del jardín.

Cuando la noche es serena observo el cielo.
No deja de asombrarme cuántos puntos de vista hay ahí.
-respondió.

W.Szymborska. El viejo catedrático.

Espero que no deje el juego de las bitácoras por el güisqui y las tragaperras..

lug dijo...

Se agradece el cósmico apoyo, amigo. Y que mi aliento anime en lo suyo al esfuerzo. ¡Salud y librepensamiento, camarada!