domingo, 20 de febrero de 2011

HIROSHIMA, MON AMOUR (1) .Olvidar-me, olvidar-te, olvidar-nos



HIROSHIMA MON AMOUR (ALAIN RESNAIS - MARGUERITE DURAS, 1959


je te rencontre.


Je me souviens de toi.

Qui est tu?

Tu me tues.

Tu me fais du bien.

Comment me serais je doutée que cette ville était faite à la taille de l’amour?

Comment me serais je doutée que tu étais fait à la taille de mon corps même?

Tu me plais. Quel événement. Tu me plais.

Quelle lenteur tout à coup.

Quelle douceur.

Tu ne peux pas savoir.

Tu me tues.

Tu me fais du bien.

Tu me tues.

Tu me fais du bien.

J’ai le temps.

Je t’en prie.

Dévore-moi.

Déforme-moi jusqu’a la laideur.

Pourquoi pas toi?

Pourquoi pas toi dans cette ville et dans cette nuit pareille aux autres au point de s’y méprendre?

Je t’en prie…
 
 
Reiterar. Qué vergüenza, bicefalita, que te emociones tan pronto cuando aún asoma el puñal en tu muslo. Por qué no piensas en perdonar o matar, en rasgar la piedad con la bofetada ("la violencia no sirve de nada" - te dicen). De nuevo el viejo poema y las mismas imágenes; el ritmo casi idiota de las emociones. La ensoñación y el espejismo del cuerpo:Comment me serais je doutée que tu étais fait à la taille de mon corps même?El espejismo del alma. La misma canción y la misma burla de la ciudad herida (Hiroshima, Nevers). Ciudad rasgada, ciudad cuchilla que rapa el alma, disuelto en la memoria el olvido. Amar, morir, matar, deformar la belleza en la pasión hasta la fealdad. Pulir el recorrido. Lo ya dicho. Por qué repetir. Por qué ser idiota una vez más?. La misma rueda, la misma vieja sensibilidad de señorita, el mismo acompañamiento a la eyaculación. Justificar en 1959, sentir y sufrir. Soldado nazi y amor rapado, el sabor de su sangre. Lo mismo. Qué simples...qué simple mi alma. No había nacido en 1959. Nevers. La ville de Nevers, on the right bank of the Loire River. Hiroshima y los niños deformes. La campana sorda de Hiroshima.
 
Quiero visitar Nevers. Viajar para ser un extranjero (casi un idiota en la comunidad)
 
Quiero caminar su calles para ver morir al soldado alemán.Ser el soldado en el muelle del río.
 
Dicen que la violencia no resuelve nada.
 
Visito Nevers, camino Hiroshima.
 
Ciudades que se burlan de la inutilidad de la  violencia.
 
El amor nos devora hasta la fealdad.
 
Déforme-moi jusqu’a la laideur.
 

 
 
Una vez más, otra vez lo imposible.

3 comentarios:

Liou dijo...

Interesante...

Inuk dijo...

Escúchame,
como tú conozco el olvido

-No, no conoces el olvido

Como tú estoy dotada de memoria.
Conozco el olvido

-No, no estás dotada de memoria.

Como tú yo también he intentado luchar con todas mis fuerzas contra el olvido.
Como tú he olvidado
Como tú he deseado tener una memoria inconsolable, una memoria de sombras y piedras.
He luchado por mi cuenta, con todas mis fuerzas contra el horror de ya no entender la necesidad de acordarse.
Como tú he olvidado
¿Por qué negar la necesidad evidente de memoria?
Escúchame. Todavía sé.
Volverá a empezar...

esta web dijo...

Muy bueno