viernes, 30 de enero de 2009

PLATÓN ENTREVISTA A LUG (IV) Y SE MARCHA DESPUÉS DE TRANSFORMARSE EN LA JOVEN HIPATÍA


Platón: Bien amado Lug, parece que se va imponiendo la partida. Me invocaste para llenar el hueco del alma pero, a estas alturas, ya debes saber que los huecos jamás se cubren. Persisten, dominados por su propia soberbia, en la lírica del dolor. ¿Por qué mantienes esos vacíos cuando hay a tu alrededor mundos habitados: carne y sangre, sonrisa y lágrima?¿Por qué hundirte en canciones tristes?

Lug: .....

Platón: ¿Qué harás a partir de ahora?

Lug: Seguir con todo el patetismo descrito en los días anteriores. Quizás asuma aún más la condición y derive en expresionista. No sé. Por otro lado, renacido tortuga bicéfala, supongo que no me quedará más remedio que asumir que lo que una cabeza diga será objeto de reescritura por la otra, girando con todo el cuerpo para otro lado para obtener lo mismo. Creo que escribiré corto porque lento es el caminar del galápago.

Platón: Lo mismo en lo otro. La melancolía y la memoria posibilitan el encuentro.


Lug: Lo sé. Me empeño en la duda y la ironía, en los pliegues y el contraluz; pero siempre acabo en “lo mismo”. “Lo mismo” se desprende de toda la sarta de destrucciones y desde la edificación de la gran Babilonia ... Lo mismo: cercano como la piel y la carne de gallina. Huella de cifra. Lo mismo dice:"No he nacido para tanta oscuridad". Secretamente suspiro por un golpe de luz, amor y maravilla. Suspiro por la memoria, esa ternura que despiertan las cosas incluso cuando se miran a los ojos los cuchillos y las personas se penetran de miedos voluptuosos. Buscaré lo mismo --- aunque esto, claro, a nadie importa.


Platón: Deje la metafísica que es mala poética.

Lug: Lo sé.

Platón: Y lea mis obras.

Lug: Esos está hecho. ¡A las cosas mismas!

Platón: ¿Un beso?

Lug: Yo esperaba un poco más...aunque me apetecería una metamorfosis. ¿No podría convertirse en Hipatía joven y en la primera hora de la mañana, tomando un baño en los jardines alejandrinos antes de iniciarse en la dialéctica?

Platón: le veo dispuesto a la versificación. Sea, pues, hágase el milagro de la carne y que mi alma se mute en Hipatía.

Hipatía: Es raro volver al amor.

Lug: Mira mi letra escarlata. Quisiera que mi bálsamo te hiciera olvidar que vas a ser asesinada.




PAUL AUSTER: CUENTO DE NAVIDAD DE AUGGIE WREN
PAUL AUSTER & WAYNE WANG: SMOKE
TOM WAITS: YOU´RE INNOCENT WHEN YOU DREAM

It's such a sad old feeling
the fields are soft and green
it's memories that I'm stelaing
but you're innocent when you dream
when you dream
you're innocent when you dream

1 comentario:

luna dijo...

Nunca es raro.

"Si otra vez me enamoro
Sea de día con sol"
(oi va voi)