martes, 16 de junio de 2009

Psycodelic Colonoscopy

1.- Soy un tubo. Un tubo limpio por efecto de Klean-Krep ( Polietilen glicol) . Si debo deglutir las vergüenzas del mundo necesito estar en perfecto estado.

2.- Un gusano es básicamente un tubo digestivo que se inicia en la parte superior de una masa oblonga y termina en el otro extremo. El sistema boca-ano da inicio a la biología compleja. Todo lo demás, sistema nervioso incluido, son anexiones, protuberancias. Dios tuvo que alucinar cuando un día la mutación n + 1 dio a luz el artefacto tubular. El tubo digestivo provoca la transmutación orgánica de todo tipo de materiales (No en vano se dice que el niño se lleva todo a la boca . Pregunta: ¿cuánta violencia hay que ejercer-se para abandonar – al menos públicamente – esa costumbre?). Dalí sacó muchas consecuencias estéticas del proceso.

3.- Soy un tubo, un túnel, una oquedad cerrada en los extremos por válvulas maravillosas. Supongo que los anoréxicos y los bulímicos tienen una especial conciencia de esta realidad elemental. En la consciencia tubular me siento en posición zazen. O como las vasijas del Tao.

4.- Me río porque soy un tubo y, hueco, puedo ser campana (Tubular Bells : Hace mucho tiempo que no escucho el disco de Mike Oldfield así que busco entre los cd. Oldfield lo toca todo en ese disco. Es un tubo refulgente que engulle todo tipo de sonidos).

5.- Soy un tubo onírico. Soy un espíritu que sueña, hambriento, con bajar a la calle y comprar una baguette. Pero para hacerlo debo estar en París. Espero no morirme sin bajar desde mi casa parisina a comprar pan, tomar un cafe au lait y echar un vistazo a Le Monde o Le canard enchaîne. Soy un tubo que debe repasar “su”francés mientras escucha a Mike Oldfield.


6.- Bebo agua. Descubrimiento adolescente: El agua como néctar de dioses en pleno viaje psicodélico.

7.- Bebo agua. El agua es un buen invento químico. Es el elemento (En este sentido me siento discípulo de Tales).

Nada hay en el mundo más blando y débil que el agua,
mas nada le toma ventaja en vencer a lo recio y duro

(Libro del Tao; XLVIII- LXXVIII)

9.- Me sedan a las 15: 45. Suave. Me ponen oxígeno. Una antigua alumna me explica y cuida. No importa que me vea ciertas intimidades porque, al fin y al cabo, en clase yo les pedía ver su espíritu. Mi vientre se convierte ahora en la “pantalla total” y, técnicamente, podría ser transmitida la imagen por todo el planeta. Mi vientre como acontecimiento planetario. Mejor que el discurso de Obama en Ankara o El Cairo. Mi intestino – particular y con buen color - debe ser similar al de Ahmadineyad. Me hermano visceralmente con el Otro. Alianza de civilizaciones.

10.- La tecnología de la imagen me ha desvelado el arriba y el abajo de ese tubo que soy. Antropología en imagen. ¿Por qué iba a ser mejor retrato una fotografía de mis rostro que la imagen cavernaria de mis tubos? De pequeño tenía la sospecha de que dentro de mi piel era distinto (no tenía huesos, ni hígado, ni páncreas) Parece que tengo un colon con buen color. El estómago, sin embargo, mostraba cicatrices. Mi estómago siempre ha sido filosófico y enamoradizo.

11.- Soy un tubo, una campana tubular, un túnel bajo el Atlántico, un pasadizo secreto, el pasaje que cruza una avenida en una gran ciudad.

6 comentarios:

urd dijo...

Al fin y al cabo, anatómicamente todos somos iguales; sin embargo, hay espíritus más oscuros que otros. Tú tienes más de qué asustarte.

¿Buscando un CD? Necesitas una actualización, si tienes por ahí una dirección de mail, te mando una invitación para Spotify.

Serenus Zeitbloom dijo...

Sin palabras me deja. Genial entrada. El miedo aguza el ingenio, tanto o más que el hambre.

Me alegro, por otra parte, de la buena apariencia de sus entrañas.

LUG dijo...

Urd: Perdón por buscar un cd (supongo que molaría más un vinilo). No conocía el tal Spotify (ahora he mirado en google). Me asusto a diario de mi negro espíritu y de "mi corazón tan blanco".

Serenus: me alegra tu alegría por mi buena apariencia(suponer) visceral. La preparación de la prueba exige una ascética dietética y la ingestión de Klean-Krep es espiritualmente gratificante ( y corporalmente pesadísima). De hecho he adelgazado un buen puñado de kilos.
¡Suerte tú que tiene huerto y no debes acudir a estos artefactos para pasar el tiempo!
Salud!

MARIEL MANRIQUE dijo...

Lug, soy Mariel, he llegado a la tortuga bicéfala (me encantan sus dos cabezas, me quedo con las dos) vía Stalker. He comenzado a descubrirte y paladearte. Soy insomne y al amanecer me retiro raudamente a mis aposentos cual Nosferatu. Y son las seis y media de la madrugada en Buenos Aires. Por hoy solo quería decirte que tu Psycodelic Colonoscopy es, por lejos, muchísimo mejor que la Metafísica de los Tubos (enterita) de Nothomb.

Besos entubados.

LUG dijo...

Gracias, Mariel. Nos vemos en el rojo-Rotkho. Disfrute de Buenos Aires. Disfrute del día y la noche. Desde la Castilla profunda, en profunda psicodelia, nos seguiremos los pasos.

LUG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.