martes, 10 de febrero de 2009

ACTUALIDAD FILOSÓFICA (2). ¿Por qué filosofía y no show business?

MARTES:

Vivo en el mundo; a nadie importe

(Cartografía pare viejos autistas)


0.- No sé qué es eso de la actualidad filosófica.


1.- Como hipótesis provisional, quizás más fábula aristotélica que tesis cartesiana, diría que lo actual en la filosofía es aquello que ha dejado de ser mera potencialidad; lo que se ha cumplido de la expectativa prefigurada por la meditación (antigua) y que nos incita a una nueva (meditación). La actualidad filosófica debe ser el viagra de la conversación que continúa. El diario de nuestros aciertos y la incitación a nuevos fallos. Por ejemplo: Napoleón, alma del mundo, entrando en Jena ante los alucinados ojos de Hegel era actualidad filosófica. ¡Qué ojo el tío!


1.1. Por otro lado, en el asunto que nos ocupa – la esencia de la actualidad filosófica – debe haber poco sitio para la sorpresa . Por mucho que se diga que la sorpresa es el inicio de la filosofía, nada más patético que un filósofo sorprendido. A lo sumo – cedamos – se permitiría la sorpresa al padre Adán. Por debajo de él, un filósofo sorprendido es un panoli. Es la sorpresa asunto de la devoción y la creencia; quizás también de la poesía. Un filósofo sorprendido sería un pensador que no conversa; la doblemente mentirosa idea del filósofo cerrado en sí mismo. Ni San Agustín cae en la trampa --- y eso que él solo hablaba con Dios.


1.2. La filosofía crea expectativas y juega con la esperanza – qué me cabe esperar – como un gatito con un ovillo de lana.


1.3. Por ello supongo que la actualidad filosófica debe de atender a las razones por las que hoy seguimos queriendo hacer la cosa, sea, la meditación, el vuelo del mochuelo o la navegación. Más allá de la pregunta clásica – por qué el ser y no la nada – la pregunta que hoy me inquieta es por qué seguir reflexionando filosóficamente y no, por el contrario, dedicarnos todos de una vez al show- businnes. La respuesta no es otra que: "seguimos acertando; lo clavamos, tíos. En vuestro lujo nos envidiais. Debéis recurrir a nosotros". (Nota: Imagen de Madonna hablando sobre la Cábala).


2.- La actualidad filosófica tiene que ver con la reiteración de la experiencia común: el paso de las estaciones y el cambio de las fases de la luna, el dolor y el placer, el don y la gratitud, la compasión y el terror de lo siniestro que brota de las ojeras de la doncella. La actualidad filosófica debiera estar atenta a estas experiencias --- y sus expectativas.


3.- Pero esto no basta, claro, siempre queremos algo menos porque el más no aturde – no en vano somos la raza pusilánime que se dejó atrapar por los dioses. Para nosotros la actualidad tiene que ver – en una primera degradación necesaria - con lo que hoy se hace presente, la novedad y sus giros. Bien es verdad que a estas alturas de la tertulia las novedades no abundan. Si nosotros (nos) derivamos al afterpop, Nietzsche se entusiasmaba con la Jota de las Ratas de Chueca y Rousseau salvaba de su odio a los los bailes populares. La jota, al parecer, siempre ha vuelto loco a los filósofos (detrás de nuestra apariencia de no querer nada por debajo de Wagner)


4.- Pero hay que caer más. Hundir otro poco la narices en el fango. La actualidad exige conjugar lo in y lo out: lo que ya no mola ser (marxista, neopostivista, estructuralista) y lo que nos pone ( el premarxismo y el paleopostivismo, el post-pos- estructuralismo). Eso se solventa con listas de libros. Pero yo pediría reseñas y resúmenes: ¿qué tal la salud del sujeto trascendental? ¿Quién es candidato para ser nuevo sujeto de la historia?


4.1. La filosofía no puede ya con su alma y se abre a las ciencia y a la literatura. Somos poetas metidos en una acelerador de partículas.


5.- No no olvidemos los puntos 1 a 4.





2 comentarios:

Serenus Zeitbloom dijo...

Por mi parte pienso acudir al próximo Congreso de "Jóvenes" Filósofos y voy sentarme en la séptima fila a leer El Marca mientras el conferenciante perora sobre Levinas, Foucault, Derrida, Habermas,Nietzsche, Kant o Platón.


En fin, ya sabes: El del Marca, soy yo: Serenus Zeitbloom

LUG dijo...

Incitado por su alegre comentario -¿retorno a la filosofía de la subjetividad o del yo?"yo soy el que se colocará en la séptima fila..."-; incitado, digo, por la nota, busco información de actualidad sobre el congreso de jóvenes filósofos (http://cfj.filosofia.net/2009/).Parece que la cosa va este año de los límites y las fronteras. Por eso el "marca" le va .Creo que seguiré en el cuerpo de esta blog y no en su límite superior, la convesración con el querisímo Serenus.

Salud y librepensamiento