lunes, 4 de mayo de 2009


Querida Bicéfala:

Me encuentro en el ecuador de la vida con las emociones clavándose en mi piel como cuchillas infantiles y repitiendo cíclicamente sus ya tediosas reglas y continuidades. Inquieto, empiezo a creer que no me llegará nunca la serenidad buscada y que la muerte me encontrará cuando llegue triste y enamorado como siempre.

Debo confesar que esta angustia nace de mi torpe relación con la Escritura. Desde los catorce años he tenido una aventura relativamente estable con ella pero nunca hemos llegado a nada. Lo reconozco: no tengo Obra y siento esta ausencia como una lápida de sospecha sobre la sinceridad de sus intenciones (¿se me ha entregado la Escritura completamente?) o sobre la virilidad de mis envites.

Nunca me atreví a dar el paso para convertirla en mi esposa. Quizás la he visto siempre inmadura y niña. No sé. Lo cierto, estimada Bicéfala, es que me muero por estar a su lado, pienso en ella constantemente y fantaseo sobre nuestro común futuro . Todo el tiempo está en mi cabeza, obsesionado de un modo impropio de alguien que aspira a la sabiduría y ha pasado ya la edad de todas las inocencias.

¿Qué hago? ¿Abandono familia y oficio por intentar llegar a algo con esa niña que se ríe de mi y con pretextos vanos me cita para otra tarde ? ¿O, más bien, debo arrojar al abismo esta locura juvenil y dedicarme a la acuarela o la fotografía, la historia local o la agricultura de minifundio? ¿No es perverso y malo para ella y para mi seguir con estos escarceos nerviosos, ese tontear casi onanista que no llega a ningún lado salvo, quizás, cualquier día al escándalo y el oprobio público, quién sabe si la violencia....?

Ayúdeme, amiga, a sacar de mi esta alienante calentura. Oriénteme.

Esperando un golpe de aire, reciba un abrazo

La Tête Droite

(Imagen: Enfant Jésus au crâne.XVIIe siècl. Ivoire: 10 cm, L : 4,5 cm .Musée du quai Branly, Paris)

4 comentarios:

Serenus Zeitbloom dijo...

Malas amantes se busca usted. Mejórese, quizá unos baños fríos y un jardín que cultiva.

PD. He dejado algo para usted en mi "huerto virtual"

Saludos

Serenus Zeitbloom dijo...

..y un jardín que cultivar.

Stalker dijo...

"Lo reconozco: no tengo Obra y siento esta ausencia como una lápida de sospecha sobre la sinceridad de sus intenciones (¿se me ha entregado la Escritura completamente?) o sobre la virilidad de mis envites".

Sensacional, LUG. ¿Ha respondido algo la tortuga-oráculo? ¿O se trata de una cuestión tan impenetrable o insoluble como las "últimidades"?

Fantástica entrada.

LUG dijo...

Serenus: se deja invadir usted por el espíritu bicéfalo y aconseja a la afligida Tête Droite "unos baños fríos y un jardín que cultivar". Si fuera lista aceptaría ese sabio consejo lleno de luz mediterránea y estoico-epicuréismo. Gracias.

Stalker, quizás algún hermano búfalo pueda ofrecer consejos. De momento Bicéfala calla y se arrastra. Desconfía de la mayúscula - Escritura, Obra - y supone que algo distinto se oculta tras la llamada al consejo. Gracias