lunes, 22 de noviembre de 2010

CRUCE DE MIRADAS (4) Alguien para recordar de memoria cuando estoy de viaje, cuando estoy muy lejos y soy un vagabundo

The Title of This Photograph Is Marilyn Monroe, Actress, New York City, May 6, 1957
(Richard Avedon)

Si perdí la razón, no fue por amor, fue por soledad.
(Los Rodríguez: Díez años después)


Y las miradas no se cruzan. Detrás de la imagen se vomitan, on interpretation, las diez mil imágenes.

No podría asegurar la existencia de ningún detrás.




Marilyn Monroe como Marlene Dietrich (Avedon, diciembre 1958)
rlene Dietrich

Marilyn Monroe como Theda Bara (Avedon, diciembre 1958)



Marilyn Monroe comoLillian Russell (Avedon, diciembre 1958)




Marilyn Monroe como Clara Bow (Avedon, diciembre 1958)



Marilyn Monroe como Jean Harlow (Avedon, diciembre 1958)



John Baldessari: Interpretación del retrato de Marilyn (2007, New York Magazine)



Vanessa Beecrof: Interpretación del retrato de Marilyn de Avedon con
modelo sudanesa
refugiada (2007, New York Magazine)
She may have been under some stress trying to reproduce Marilyn’s expression. That was not easy



Viz Muniz: Interpretación del retrato de Marilyn de Avedon (2007, New York Magazine)


ANDRÉS CALAMARO. LA PARTE DE ADELANTE




Soy vulnerable a tu lado más amable soy carcelero de tu lado más grosero soy el soldado de tu lado más malvado y el arquitecto de tus lados incorrectos soy propietario de tu lado más caliente soy dirigente de tu parte más urgente soy artesano de tu lado más humano y el comandante de tu parte de adelante soy inocente de tu lado más culpable pero el culpable de tu lado más caliente soy el custodio de tus ráfagas de odio y el comandante de tu parte de adelante Perdiendo imagen a tu lado estoy mi vida mañana será un nuevo punto de partida
soy vagabundo de tu lado más profundo por un segundo de tu cuerpo doy el mundo
que más quisiera que pasar la vida entera como estudiante el día de la primavera
siempre viajando en un asiento de primera el comandante de tu balsa de madera
soy el soldado de tu lado malvado y el comandante de tu parte de adelante
perdiendo imagen a tu lado estoy mi vida mañana será un nuevo punto de partida
soy vagabundo de tu lado profundo por un segundo de tu cuerpo doy el mundo
que más quisiera que pasar la vida entera como estudiante el día de la primavera
siempre viajando en un asiento de primera el comandante de tu balsa de madera
que más quisiera que pasar la vida entera como estudiante el día de la primavera
siempre viajando en un asiento de primera el carpintero de tu balsa de madera
soy el soldado de tu lado malvado y el comandante de tu parte de adelante
sólo estoy sólo y estoy buscando a alguien que me está esperando que me entienda y si no me entiende alguien que me comprende alguien a alguien para recordar de memoria cuando estoy de viaje cuando estoy muy lejos y soy un vagabundo y camino bastante alrededor del mundo
pero quiero volver a mi casa a alguna casa para encontrar a esa princesa vampira
que respira que respira y me mira

4 comentarios:

RAB//. dijo...

Este señor, Tortuga querida, de tanto SOY es un solitario. Normal.
Poveretto, poveretto... mi paisano Andrés. Y la increíble Marilyn, que se lo hacía creer hasta al mismísimo presidente (lo cual le trajo algún problema). Está de más decir que representa el imaginario masculino: voluptuosa y fragil a la vez, siempre, en última instancia, los dejará en solitario. En ello reside su poder: en que exacerba el narcisismo del macho, que al quererla y no tenerla se tiene no obstante a si mismo, y que al tenerla ya no volverá a quererla desde el momento en que se vuelva humana, con granos, mal aliento, vello en las axilas, berrugas, tripa y hasta celulitis... al tenerla se habrá vuelto humana, sí. Es el cuento de nunca acabar, el único cuento que nos tercia.
Por cierto, siempre me he preguntado qué captarán las fotos y el cine que no capta la realidad, ese aúrea que se rompe al tenerles cerca y que al otro lado "del espejo" los hace tan mágicos. ¿Será que la lente tiene también sus secretos? Habría que escribir un tratado sobre ello.
:+ :+

LUG dijo...

Querida RAB// ¿estás segura que la "humanización" de Marilyn (su tripa, celulitis, la célebre cicatriz...) rompe el aura del ídolo? No sé... Hay en la Monroe una curiosa trayectoria de la Norma Jeane teen a la Marilyn carnosa y trémula pero también de Marilyn de los que las prefieren rubias a la Norma envejecida por las derrotas. De algún modo, supongo que no premeditado, Marilyn supo introducir un componente temporal en su vida (quizás por la acumulación de desgracias) que hace que sea un ídolo"interesante" incluso allí donde se muestra "no-sexy- Marilyn". Por cierto no soy devoto de su cofradía.

Respecto al "narcisismo macho" y la "imaginería masculina"... pues vale, asumo que hay un templito por ahí, pero no por ello tengo que rezar en él. En términos generales la conversación masculina y los relatos míticos que se asignan a ese narcisismo macho (incluido el gay) me provocan tedio y desgana. Tener un pene y un cerebro pene y un alma pene es un dato que puede desplegarse creo que de formas muy diversas ---- como supongo, hermana RAB//, que sabes o, al menos, imaginas.

Gracias por pasar

RAB//. dijo...

A mí me gusta Marilyn. Aunque sería bueno contemplar la posibilidad de que el ídolo interesante pueda, para otros, mover más bien al morbo. El morbo como adoración subvertida. El morbo que produce la imagen de la mujer tan hermosa como rota, o tan hermosamente rota como para ser amada y abandonada una vez adivinada la mujer integral. Y esto no rompe la idea de mito, yo nunca he dicho eso: en realidad he querido decir que lo afirma. Todo lo inalcanzable afirma el mito (y como sabemos, los mitos tienen sus templitos).
Esto me recuerda a esa diva rockera que solía cantar: ·"Él sólo ama esas cosas porque ama verlas rotas". Y fíjate qué curioso, que esos relatos míticos que a ti producen tedio, se repiten hoy día a través de nuestras modernos "monumentos" culturales y sus intituciones, es más: los aceptamos sin saberlo cuando creemos que valoramos a la Marylin entera, la de la celulitis, la del dolor, la del paso de los años... vamos, que negar la presencia del mito en esta sociedad es apartar aspectos que forman parte de nuestra naturaleza (de mono, si lo quieres).
San Pene me tiene sin cuidado, especialmente cuando la misoginia proviene de la cofradía gay :D y me declaro homófoba de jefes hdpés envidiosos de Santa Vagina.

En fin, que cuando hablas de "templito" noto un cierto tono peyorativo que además tú te sabes, pero me lo tomo como una movida provocativa tuya que en todo caso acepto y me gusta, me divierte y sigo.

Saludos LUG

LUG dijo...

Amiga RAB//:
No creo que exista tal actitud peyorativa cuando uso la palabra "templito". Tampoco hay burla ni actitud soberbia ni narcisismo racionalista. Por lo que te leo(en la blog) tu alma tiene una vibración hacian lo mítico y lo sagrado que yo sólo escucho a medias (por falta de oído). Quizás lo que me caracteriza sea que detrás de mí no hay nada o sólo cositas pequeñas, enredos de palabras y lágrimas y sonrisas deconstruidas. Quizás hueco o serrín. Mi única trascendencia es la de la fiebre y, cobardica, tiendo a tomar antipiréticos rápidamente no vaya a ser que...

Dices: "una movida provocativa tuya que en todo caso acepto y me gusta, me divierte y sigo" . Dices eso y me recuerdas a otra persona que decía casi lo mismo. Curioso (sin mayor hermenéutica)

Un templito es un templo pequeñito, na´más. No creo que los mitos sean cosas viejas o ajenas a la época. No rechazo los mitos antiguos ni modernos. Si hablo de templitos es porque como hay tantos pues a la fuerza son chiquitos. Algunos templos son chiquitos e hijoputas - como los grandes dogmátismo quema herejes o el fascismo o el machismo. Lo monoteísta me aturulla. Pero que crea que hay que contener a los templitos hijoputas no significa que quiera quemar todos los templitos. Me gustan y soy capaz de crear un templo en torno a un caña y unos cigarrillos. Que algunos templitos me aburran no significa nada porque hay cientos de cosas que me aburren.

Lo que comentas del Marilyn... buff!! Desde tu perspectiva (o lo que creo que es "tú" perspectiva) la diferencia entre adoración y adoración subvertida o morbosa tiene sentido. Eres mujer sana (ostras, no me río, de veras). Yo, entendiendo tu planteamiento y degustando su "operatividad" interpretativa, sin embargo, en los postres, pues acabo por considerar que no hay tanta diferencia entre el morbo y la adoración.

Lo dicho, encantado de leerte.