viernes, 13 de marzo de 2009

aparte de la conexión natural

El hombre honesto puede

decir: QUIERO que exista

un Dios,



el hombre honesto puede

decir: QUIERO

que mi existencia en este mundo sea

una existencia en un mundo puro

del entendimiento



El hombre honesto puede

decir: QUIERO

que mi duración sea infinita.


Me adhiero

firmemente a ello

y no me dejo arrebatar

mi creencia




el hombre honesto

puede

decir:

QUIERO



No diferenciar géneros. Este empeño no es afán de amalgama o mestizaje – signo patético de los tiempos (confunden ellos la novedad que anuncian los astros con la bastardía). Es la indiferencia que nos da alcance por agotamiento del alma .

Fuera bromas, tío, la escritura es una red nodular, una malla de sentidos centrifugados y centripetados, una pasta extraña regurgitada con cadáveres y huesos de lo ya proferido.


Lo que no es clásico es plagio: Lo plágico. El sentimiento plágico de la vida. La plagedia de la modernidad. La plagedia líquida.

La poesía rodea su grumo de silencio. La meditación filosófica y la narración de un canto salmódico que no acaba, de hecho, salvo por ahogo del desdichado coro.

(Créditos: © Inmanuel Kant: Crítica de la razón práctica II)

4 comentarios:

Loiayirga, un profe de fil. dijo...

Llego a tu blog a través de "boulé". Me ha impresionado la cita del Bhagavad que tienes en el margen izquierdo. Sorprende por su actualidad (por cierto, el XVI que colocas tras el nombre puede llevar a equívoco, puede parecer un siglo) ¿La conocerán los del "autobús ateo"?

IMPRESIONANTE EL TEXTO. DE VERDAD. Se agradece que haya gente que lea por uno y te descubra textos como ese.

Intentaré pasarme por aquí más a menudo. Creo que puedo aprender mchas cosas.

luna dijo...

JE VEUX

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Pues mira... yo, lo de vivir "en un mundo del entendimiento puro", como que no lo veo (es que ni me consigo imaginar qué querría decir eso).
.
Y lo de querer que exista un dios... será por encontrar a alguien a quien mandar las reclamaciones, ¿no?

LUG dijo...

Tres comentarios dispares. En realidad en esta anotación no hay mensaje ni tesis ni poema que exponer quisiera. Lo que aparece en primer lugar es una cita de Kant ligeramnente alterada para ofrecer una apariencia de poema. El contenido es irrelevante en este caso y, desde luego, la Bicéfala no se hace responsable del contenido (ella, no olviden, arrastra estómago y pulmones a medio palmo del suelo). Es sólo una experiencia por comprender la poesía.