martes, 24 de marzo de 2009

bucle místico y espejo de Boulesis

Degrademos: de la razón a la inteligencia. De la realidad al mundo.
Degrademos: de la inteligencia a mi inteligencia; del mundo a mi mundo.
Degrademos: de mi inteligencia a mi mente; de mi mundo a mi horizonte.

Degrademos: de mi mente a mi percepción; de mi horizonte a mi paisaje.
Degrademos: de mi mente a mi imagen; de mi paisaje a mi geología.
Degrademos: de mi imagen a mis colores; de mi geología a mi tierra.
Degrademos: de mis colores a la LUZ BLANCA; de mi tierra al POLVO MINERAL.

La luz blanca y el polvo mineral. Una ontología.

"El juego de negaciones no puede atravesar el abismo, del mismo modo que tampoco puede atravesar el abismo entre racionalidad y existencia: "No cómo sea el mundo es lo místico,sino que sea". La suma de negaciones puede en todo caso provocar en el alma un vacío que la predisponga a la experiencia. Y también puede servir, tras la experiencia, para expresar el fracaso de cualquier intento de descripción de lo indecible. (Pierra Hadot: Apofatismo y teología negativa)

Lo mismo, tal cual, en la BOULESIS hoy.

2 comentarios:

Serenus Zeitbloom dijo...

¡Oh Nina! ¡alles blau und weiß und grün und später nicht mehr wahr!

¡Oh, sin embargo -o por ello- oh Nina!

Miguel dijo...

¡Saludos!
Me surge una pregunta sobre este bucle místico: ¿Es fruto del azar y por tanto de la irracionalidad o al menos de la incomprensible casualidad? ¿O ha sido tu racional intención demiúrgica la que ha pergeñado la coincidencia?
No sé cuál de las dos opciones me asusta más :D
¡Salud!